SEGUNDA MEDALLA DORADA PARA MARIANA GONZÁLEZ

La floretista Mariana González alcanzó otro oro en los XV Juegos Panamericanos y esta vez lo hizo por equipo, junto a Yulitza Suárez y Jhoanna Fuenmayor, en combate disputado en el Pabellón 3 de Río Centro, donde las criollas vencieron a las representantes de Canadá 45 por 34. El bronce fue para las esgrimistas de Cuba.

Un combate que en la mayoría estuvo comandado por las canadienses, sin embargo en las dos últimas vueltas arremetieron y lograron cambiar el marcador para finalmente ubicarse en el sitial de honor.

“Estoy muy contenta por este triunfo y le doy Gracias a Dios por darme la oportunidad de ganarme dos medallas en esta justa. Creo que fue el compañerismo que hay entre nosotras, la cohesión que existe entre las floretistas que nos permitió salir victoriosas de esta contienda”, destacó González.

Indicó además, que la tranquilidad y la motivación fueron también elementos fundamentales para cambiar el marcador a favor de nuestro país.

Por su parte Yulitza Suárez, la más nueva del grupo, señaló que en su primera salida le falló la estrategia planteada, pero que posteriormente pudo mejorar.

“Son mis primeros Juegos Panamericanos, estoy orgullosa de obtener este presea dorada y se las dedicó a mis padres y hermanas. Espero tener ocho años más en la esgrima”, puntualizó Suárez.

Entretanto, Jhoanna Fuenmayor también mostró complacencia por el triunfo alcanzado y manifestó continuar trabajando por conseguir otras victorias.

El grupo nacional enfrentó en la ronda semifinal al equipo de Brasil, venciéndolo 45-31, mientras que en cuartos de finales también salió airoso ante las esgrimistas de México con pizarra de 45-27.

EQUIPO DE ESPADA SUBCAMPEÓN PANAMERICANO.

El equipo, integrado por el campeón panamericano individual de espada, Rubén Limardo, junto al medallista de bronce, Silvio Fernández, además de Wolfag Mejías, se quedó con la plata en la competencia por equipo, tras caer ante la representación de Cuba con marcador de 45-34.

A juicio de Silvio Fernández este resultado se debió a la confianza excesiva que tuvieron, al no haber calentado y que no pudieron definir los ataques necesarios para levantar un combate que en todo momento estuvo a favor de los antillanos.

Entretanto, Limardo indicó que la medalla de plata es dolorosa, que querían el oro, pero que las cosas no se dieron. “Sabíamos que los rivales cubanos eran fuertes, y no pudimos cumplir con las estrategias previstas”, señaló el esgrimista guayanés.

Por su parte, Wolfag Mejías, también un poco conmovido por el resultado, mencionó que compitió con un dedo fracturado y que eso empañó un poco su actuación.

Ahora los tres espadachines venezolanos continuarán con su plan de preparación y entrenamiento para el próximo Campeonato Panamericano, a disputarse en agosto, clasificatorio para las olimpiadas

Onelkys Meza / IND

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: